viernes, 21 de julio de 2017

Nuevo objetivo del proyecto Chorlitejos del río Ripoll

Cada vez publico menos en mi blog. Tenía ganas de explicar lo que escribiré a continuación.
 Han sido meses de duro trabajo y mucho, mucho esfuerzo. Como cada año desde 2013, marcamos con banderola de lectura a distancia a los Chorlitejos chicos reproductores de la cuenca baja del río Ripoll, a su paso por Ripollet. Éste año ha sido totalmente diferente a los anteriores. Ahora, con más de 50 ejemplares marcados, ya sabíamos que tocaba emplearnos a fondo con el seguimiento a distancia. Al equipo de personas que formamos este proyecto, Manuel Flores, Jose Antonio Bozas, Naike Abad, y yo,  se nos ha unido este año, y esperemos que muchos años más, Jesús Alfonso i Prieto... Xama, como le llaman en su tierra, Alicante.
Las horas y horas de seguimiento a distancia, han dado resultados espectaculares. Muchas lecturas de banderolas y muchos emparejamientos de ejemplares marcados.




Al controlar las parejas, se controlaron también las ubicaciones de los nidos. Todo parecía normal. Se anotaban cada puesta de huevos de cada nido. A medida que pasaban los días, comprobábamos que TODOS los huevos, iban desapareciendo poco a poco. Hemos contabilizado más de 100 huevos perdidos !!. Éste río está plagado de innumerables molestias para esta especie. Masificación de personas en las orillas del Ripoll, ocupando terrenos para hacer huertos, y últimamente, barbacoas familiares, depredadores naturales "expoliadores" de nidos (Urracas, Pollas de agua, Zorros, gatos, etc...), y también las pérdidas por causas naturales (crecida del caudal del río por lluvias).


Decidimos que debíamos hacer alguna cosa al respecto, tantísimos huevos perdidos (más de 100, como ya he comentado antes), era algo muy preocupante, así que aparcamos los alicates de anillar, y nos pusimos manos a la obra.  La primera idea, fue la colocación de jaulas de protección en los nidos, medida ésta exitosa en otros países, pero que aquí en España todavía es impensable que prospere, de momento, La falta de respeto y de civismo siguen bien arraigados en nuestro país, desgraciadamente.


Construcción de jaula de protección de nidos

Jaula colocada y con nido activo. Los ejemplares siguen su rutina de incubar

Al poco de la colocación de las jaulas, éstas desaparecieron. Quizás fueran las lluvias o que se las llevaron, no sé, pero el caso es que la primera medida, no funcionó. Había que buscar un plan B. A Xama se le ocurrió la idea de fabricar huevos falsos, cambiarlos por los auténticos, y los verdaderos incubarlos artificialmente, hasta que faltase poco para la eclosión. La idea era muy buena, así que nos pusimos a ello. Empecé a tramitar los permisos necesarios en un tiempo récord, y mientras éstos se gestionaban, mis compañeros por otro lado, empezaban las manualidades. Se debían hacer unos cuantos huevos falsos, lo suficientemente parecidos en tamaño, color y peso, para que la idea fuera exitosa.


 Nuestro compañero Xama tuvo mucha faena recreando huevos


Ahora quedaba recolocar las réplicas de huevos en los nidos seleccionados, y los huevos verdaderos, llevarlos al Centro de Recuperación de Fauna Salvaje de Torreferrussa, dónde nuestra compañera y amiga Raquel Larios, ha hecho un trabajo excepcional con el control y seguimiento del proceso de incubación artificial.

Colocación de réplicas de huevos sustituyendo a los auténticos

Toma de datos antes de ser colocados en la incubadora



Ahora ya sólo quedaban dos faenas pendientes, comprobar que las parejas seguían incubando los huevos artificiales, y esperar a que Raquel nos avisase cuando ya estuvieran a punto de nacer los pollos, para devolverlos a sus nidos originales.
Nos asombró la facilidad con que las parejas adoptaban a las réplicas como suyas. Al poco rato de haber hecho el cambio, ya estaban incubando.

En menos de dos minutos ya estaban incubando las réplicas

Finalmente, llegó el día en que Raquel nos avisaba de que los huevos ya estaban a punto de eclosionar. Fuí a buscarlos para devolverlos a sus nidos, y a partir de ahí, era controlarlos a distancia hasta que se produjeran los nacimientos.

No puedo describir la emoción que sentí al ver a los nuevos pequeños chorlitejos recién nacidos. Por fín, después de más de 100 huevos perdidos, todas esas horas de esfuerzo por parte de todos los que estamos implicados en el proyecto, han tenido su recompensa. 

Primer pollo nacido gracias al programa de incubación artificial 


Éste cuesta algo más de ver. Primer pollo del segundo nido

Ahora que hemos comprobado que este método es viable, esperamos que el próximo año, se puedan revertir esas cifras tan negativas de la reproducción de esta especie en el río Ripoll. 
A estas alturas, ya algunos ejemplares comienzan a "hacer las maletas" para su viaje migratorio a Africa. Estamos ansiosos de que retornen el próximo año y ayudarles en todo lo que podamos para que nazcan cuantos más chorlitejos, mejor. El esfuerzo será muy grande, pero valdrá la pena.
Gracias de nuevo a estas personas que forman del equipo de este ilusionante proyecto, Naike, Xama, Jose, Manolo y Raquel, y gracias también al personal del Centro de Recuperación de Fauna salvaje de Torreferrussa, por ayudarnos al ceder sus instalaciones y equipo técnico para realizar las incubaciones artificiales. Sin ésta ayuda no hubiera sido posible realizar este trabajo.


domingo, 7 de febrero de 2016

Cumpleaños MUY FELIZ !

Día 6 de febrero, mi cumpleaños. Se me ocurrió que podría organizar una jornada de anillamiento con todos mis compañeros del Grup Parus en Caldes de Montbui. Unos días antes, pude observar que la zona bullía de vida. Años atrás, el movimiento de aves en la zona mermó bastante, aún no sé porqué, pero ahora parecía un lugar nuevo, a pesar de todas las veces que hemos venido a anillar aquí. El movimiento de aves era incesante a lo largo de ésta pequeña riera, que discurre entre una maraña de vegetación bastante crecida. Así que ¿qué mejor manera de celebrar el cumpleaños que volver a ésta zona con mis compañeros, después de un par de años sin venir por aquí?


Iniciamos la jornada a las 6'45, hora en la que habíamos quedado para montar redes. Un par de días antes, visitamos la riera mi compañero Ignasi y yo para buscar y limpiar las zonas dónde irían ubicadas las redes.


Decidimos montar a lo largo de la riera, que era por dónde se veía más movimiento de aves. La mañana no era fría ni mucho menos. En inviernos normales, éste lugar debería estar blanco, vestido de escarcha, pero este inusual invierno ha querido que parezca una mañana primaveral. Mirando el lado positivo, éstas temperaturas tan suaves harían que se minimice, en caso de que lo hubiera habido, el riesgo de hipotermia en las aves a primera hora.
Visto el numeroso movimiento que detectamos por la zona en cuanto empezó a amanecer, decidimos ir a visitar las redes antes de lo previsto, para ver si nuestras previsiones eran acertadas. No nos equivocamos, y al poco de haber acabado de montar, las redes ya presentaban un aspecto impresionante, con numerosas aves atrapadas a lo largo de ellas. La cosa prometía !



A cada visita a las redes, volvíamos con un buen número de aves en los colectores. Tal y como habíamos previsto, los mosquiteros eran los reyes de la jornada. Su número iba en aumento a medida que transcurría la mañana. Alguna especie no habitual en ésta zona, también "se dejó anillar", como Colirrojo tizón, Bisbita pratense o Pardillo común (primero que anillamos en este lugar)






Pudimos capturar y anillar un total de 174 aves, de 22 especies diferentes, a lo largo de la mañana, teniendo como broche final la captura de un Mosquitero común con anilla de Dinamarca (primero que registro de éste país). El resumen de capturas queda como sigue:

90 Mosquitero común (Phylloscopus collybita)
13 Petirrojo europeo (Erithacus rubecula)
16 Cetia ruiseñor (Cettia cetti)
15 Curruca capirotada (Sylvia atricapilla)
4 Lavandera blanca (Motacilla alba)
5 Lavandera cascadeña (Motacilla cinerea)
1 Bisbita pratense (Anthus pratensis)
6 Mirlo común (Turdus merula)
1 Zorzal común (Turdus philomelos)
2 Mito (Aegithalos caudatus)
2 Acentor común (Prunella modularis)
3 Herrerillo común (Cyanistes caeruleus)
2 Carbonero común (Parus major)
1 Colirrojo tizón (Phoenicurus ochruros)
4 Pinzón vulgar (Fringilla coelebs)
1 Pardillo común (Carduelis cannabina)
1 Gorrión común (Passer domesticus)
1 Gorrión molinero (Passer montanus)
1 Curruca cabecinegra (Sylvia melanocephala)
2 Tarabilla común (Saxicola torquatus)
2 Verdecillo común (Serinus serinus)
1 Carbonero capuchino (Lophophanes cristatus)

 Colirrojo tizón

 Lavandera cascadeña

 Tarabilla común 

 Bisbita pratense

Pardillo común

La jornada no hubiera sido posible sin todos los compañeros (y compañera), que nos hemos dado cita ésta mañana para realizarla. El buen ambiente de trabajo y compañerismo ha reinado en éste día de celebración para mí. ¿Que mejor manera de celebrar mi cumpleaños que estar aquí haciendo lo que me gusta, y rodeado de buenos compañer@s ? Encima me han obsequiado con un pastel de cumpleaños, que Raquel ha tenido el detalle de hacer (que por cierto estaba buenísimo).




Mil gracias a todos los que habéis hecho posible ésta jornada. Angel, Emilio, Ignasi, Raquel, Jose y Fermín. Ha sido una jornada-cumpleaños de esas que recordaré !

martes, 22 de septiembre de 2015

2 Jornadas en el Besòs

Aprovechando que, por desgracia, tengo mucho tiempo libre, me he acercado estos días un par de veces por la mañana al río Besòs (días 10 y 21). El primer día, llovió, con lo que las redes estuvieron poco tiempo operativas (ahora las abro, ahora las cierro...), y tuve que plegar pronto ya que finalmente la lluvia fué en aumento. Éste día, anillé 33 aves de 15 especies diferentes.
El segundo día, sí que lució un sol espléndido, que me hizo buscar rápidamente alguna sombra para poner la mesa de trabajo. Éste día, también tuve que recoger antes de lo esperado por asuntos personales. Parece que cuando vengo por aquí, sucede siempre algo que no me permite sacar todo el partido que tiene este sitio... en esta jornada, fueron 35 aves, de 16 especies diferentes.

 Buitrón (Cisticola juncidis)

 Colirrojo real (Phoenicurus phoenicurus)

Papamoscas cerrojillo (Ficedula hypoleuca)

Del listado de aves que pondré a continuación, cabe destacar la captura de un Trepador azul (Sitta europaea), que fué toda una sorpresa para mí verlo en la red. Nunca lo había visto u oído por la zona. Algún compañero mío dijo haberlo visto alguna vez por la Serralada de Marina, que está muy cerca, pero...¿¿aquí??

 Trepador azul (Sitta europaea)

Detalle del ala de Trepador azul

Como ya he comentado,  paso a poner el listado  de estas dos jornadas. Sé que no son muchas aves, pero poder anillarlas con tranquilidad y deleitarme con detalles curiosos de algunas de ellas, me basta. El total han sido 68 aves, de 21 especies 

6   Mosquitero musical (Phylloscopus trochilus)
3   Curruca cabecinegra (Sylvia melanocephala)
6   Curruca mosquitera (Sylvia borin)
4   Curruca carrasqueña (Sylvia cantillans)
14 Curruca capirotada (Sylvia atricapilla)
1   Mirlo común (Turdus merula)
3   Carricero común (Acrocephalus scirpaceus)
4   Papamoscas cerrojillo (Ficedula hypoleuca)
3   Colirrojo real (Phoenicurus phoenicurus)
1   Trepador azul (Sitta auropaea)
6   Agateador común (Certhia brachydactyla)
3   Carbonero común (Parus major)
2   Herrerillo común (Cyanistes caeruleus)
1   Serín verdecillo (Serinus serinus)
4   Cetia ruiseñor (Cettia cetti)
1   Gorrión molinero (Passer montanus)
1   Pico de coral (Estilda astrild)
1   Petirrojo europeo (Erithacus rubecula)
2   Mito (Aegithalos caudatus)
1   Buitrón (Cisticola juncidis)
1   Ruiseñor común (Luscinia megarhynchos)

lunes, 18 de mayo de 2015

De vuelta al pirineo

La última vez que estuve anillando en primavera en el pirineo de Girona, fué hace tres años. Ya tocaba. Tenía ganas de volver de nuevo por este lugar en ésta época del año. Los colores parecen más intensos aquí. El cielo tiene un azul más vivo, los prados han abandonado el blanco invernal y ahora están vestidos con un verde intenso, salpicados de amarillos y azules de miles de florecillas. Se asoman tímidamente las Marmotas y compiten los pájaros por hacerse con su parcela de terreno para criar.



A pesar de llegar pronto, a las 6'45 ya lucía el sol. Lo malo de venir aquí en estas fechas es que hay que madrugar muchísimo. Montamos redes por la parte más bien alta de la montaña, que era dónde vimos movimiento de pájaros. Un lugar el elegido sólo apto para las cabras. Cada vez que teníamos que subir a revisar las redes acabábamos resoplando por el esfuerzo. El viento en éste día, no ayudó mucho. Soplaba con insistencia desde que llegamos, con lo que las redes parecían banderas ondeando. Pensábamos que no íbamos a capturar nada de nada, pero afortunadamente no fué así. Sólo hemos podido anillar 7 aves, pero por lo inusual de sus capturas y por su belleza, ha valido la pena tanto esfuerzo. Los anillamientos han sido éstos:

2 Alcaudón dorsirrojo (Lanius collurio)
1 Roquero rojo (Monticola saxatilis)
1 Collalba gris (Oenanthe oenanhte)
1 Pardillo común (Carduelis cannabina)
1 Escribano montesino (Emberiza cia)
1 Escribano cerillo (Emberiza citrinella)

 Espectaculares colores presentaba este Escribano cerillo


 Macho de Alcaudón dorsirrojo



 Macho de Pardillo común 

 Hembra de Escribano montesino

Macho de Roquero rojo


Quiero dar las gracias a Raquel Larios y a Jose Antonio Pagés por su gran esfuerzo a la hora de hacer ésta jornada. La verdad es que hemos acabado rotos !

sábado, 14 de marzo de 2015

Jornada de fringílidos y mosquiteros en Can Manent

Comienzan a marchar a sus cuarteles de cría las aves invernantes. Ya se empiezan a ver por aquí menos mosquiteros y colirrojos. La primavera está a la vuelta de la esquina, y con ella llegarán las aves estivales. Para aprovechar los comederos en la Estación ornitológica Can Manent, quisimos organizar el pasado día 7, una jornada de anillamiento antes de que nos dejasen las aves que han estado en Can Manent todo el invierno. Ahora que la estación primaveral traerá abundancia de frutos e insectos, es hora de dejar de cebar los comederos.


Empezamos la jornada pronto, a las 6 ya estábamos en marcha montando las redes, aunque yo me adelanté y fuí antes para intentar capturar alguna nocturna. No habíamos acabo de montar  todas las redes, cuando en la red que puse expresamente para mochuelo, cayó uno. Ya andaba con ganas de anillarlo después de estar escuchándolo cada vez que veníamos aquí a anillar.


Al rato de acabar de montar, empezamos las primeras visitas a las redes, y vimos que la previsión para esta jornada íba a ser más o menos la prevista. mosquiteros (por las balsas y carrizo) y fringílidos (en los comederos), aunque, como toda jornada que se precie, también están las especies "no esperadas", que te alegran el día





La jornada acabó sobre las 14'00, con un resultado final de 127 capturas, de 22 especies diferentes, que quedan resumidas de la siguiente manera: 

1 Mochuelo común (Athene noctua)
26 Verderón común (Chloris chloris)
22 Jilguero común (Carduelis carduelis)
9 Serín verdecillo (Serinus serinus)
2 Pinzón vulgar (Fringilla coelebs)
1 Picogordo (Coccothraustes coccothraustes)
25 Mosquitero común (Phylloscopus collybita)
7 Escribano palustre (Emberiza schoeniclus)
7 Carbonero común (Parus major)
1 Zorzal común (Turdus philomelos)
6 Gorrión común (Passer domesticus)
1 Mirlo común (Turdus merula)
3 Petirrojo europeo (Erithacus rubecula)
3 Cetia ruiseñor (Cettia cetti)
1 Carbonero garrapinos (Periparus ater)
3 Escribano soteño (Emberiza cirlus)
3 Acentor común (Prunella modularis)
1 Estornino negro (Sturnus unicolor)
1 Pico picapinos (Dendrocopos major)
1 Bisbita pratense (Anthus pratensis)
1 Chochín (Troglodytes troglodytes)
2 Curruca capirotada (Sylvia atricapilla)



Han hecho posible esta jornada, Ignasi Toranzo, Mª Rosa de Jaureguizar, Rosa Mateu, Naike Abad, Clemente Fernández y yo.